h1

Corazón de saldo

marzo 21, 2009

El amor no se compra, el amor no se vende, el amor es una cosa que poco a poco se comprende.

Anónimo

Marilyn Monroe en "Cómo casarse con un millonario"

Marilyn Monroe en "Cómo casarse con un millonario"

Quién no ha escuchado este tópico alguna vez en su vida, pero… ¿de verdad es cierto? Hace unos días, “comentando”  con unos amigos la actitud de otro al que su pareja acapara bastante, de repente en la conversación sonó una sentencia: “si es que lo tiene comprado“.

Yo que ya empezaba a imaginarme que la crisis había convertido a mi amigo en gigoló, cosa para mí bastante más entretenida que la realidad, pedí que me aclararan ese comentario. Resultaba que la novia de este chico le había hecho el regalo perfecto, que por supuesto, costó un dineral; y desde entonces, se convirtió de la noche a la mañana en “ese ser pegado a su novia”. Las inocentes escapadas de antaño se habían convertido en historia.

Y eso me hace cuestionarme la acitud de ambos, aunque por supuesto hay miles de matices que se me escapan. ¿Hasta qué punto fue sincero su regalo?, ¿ella buscaba hacerle felíz o que la recompensara por ello?

¿Y él? ¿había cambiado su actitud porque ella le había demostrado que la quería de verdad?, ¿o simplemente porque se veía en deuda con ella y la culpa le podía? En cuanto a él, el primer caso quizá sería el más alagüeño, pero ¿hasta qué punto es necesario regalar cosas para demostrar a la otra persona que la quieres?, y ¿cuándo establecimos lo de que cuanto más caro sea, más será que quieres a la otra persona?

Yo misma, en mi bipolaridad, después de haberme escandalizado por la actitud de esta pareja, me sorprendí a mí misma criticando mentalmente a la pareja de otro amigo mientras éste me enseñaba el regalo de cumpleaños que le había regalado su pareja, que prácticamente llevaba escrito con neones “mercadillo”.

Parece ser que no sólo es verdad lo de que “tanto tienes tanto vales”, sino que también lo de que “tanto amas tanto compras”, aunque esto segundo sea más bien inventado.

Anuncios
h1

¿Resurrección?

marzo 21, 2009

De nuevo aquí, ante el mundo, movida por un impulso que no sé de donde viene. Puede que sea otro de mis múltiples arrebatos, como el que tuve hace casi cerca de un año. Aún no sé lo qué voy a hacer, lo que es una constante en mi vida y fuente de mi angustia. No sé tampoco si me mueve una necesitad de vomitar lo que llevo dentro, o simplemente, tal y como dicen las más acérrimas críticas del “mundo bloguero”, si será sólo una manera de satisfacer mi (bastante maltrecho) ego buscando aprobación en el número de visitas que alcance mi blog (espero que no sea así).

El ave féix

El ave fénix

Quizá ha sido hoy y no otro día cualquiera porque me he dado cuenta de que mi vida no ha cambiado tanto como yo pensaba en este último año. Sigo atada a los mismos sentimientos y a la misma inestabilidad. De hecho, después de este punto y aparte que me hace ser consciente de lo que he vivido hasta hoy, vuelvo a este blog, que deambulaba en el olvido.

h1

El amor que inspiró a Jane Austen

junio 13, 2008

Tom LefroyPara escribir con propiedad de un tema hay que conocerlo a fondo, experimentarlo en primera persona, sólo de esta manera podremos transmitir a los demás su significado, o en el caso de que el lector lo conozca, conseguir lo más anhelado para un escritor, que su lector se vea reflejado en sus palabras.

Obedeciendo a esto, parece ser que una de las historias de amor más conocidas de la literatura se basó en este precepto. Elisabeth Bennet y Fitzwilliam Darcy no fueron más que la plasmación al papel de la historia de amor entre Jane Austen y Tom Lefroy, aunque con el final que seguramente ésta habría deseado.

En la vida real el enamorado no se enfrentaba al mundo por amor, sino que se sometía a las presiones de sus familia y abandonaba a quien en realidad quería por quien en realidad le convenía (económicamente hablando).

Esta historia ha vuelto a salir a a luz como consecuencia de la salida a subasta del retrato del propio Tom Lefroy, causando una expetación tal que el precio de salida del retrato son nada más y nada menos que 63.000 euros. Quien pueda permitírselo podrá atesorar la imagen del Señor Darcy que un día perteneció a la realidad, aquel mismo que hizo que cada una de las lectoras de Austen fantasearan con encontrar un hombre igual.

Noticia vista en El País

h1

Inseguros

junio 10, 2008

Fotograf�a tomada de Flickr, de ShuckSomos mucho más frágiles de lo que pensábamos. Si hay algo que puede evidenciar esta actual huelga de transaportes, que amenaza (y que casi consigue) paralizar el país, es que nos hemos aferrado al consumismo de tal forma que hemos creado una dependencia que me atrevería a calificar de enfermiza.
No pasó ni un minuto desde el mismo momento en que se convocó la huelga, y los que considero como primeros culpables de esta histeria colectiva, los medios de comunicación, comenzaron con sus previsiones al más puro estilo Nostradamus. No teníamos suficiente con la crisis del petróleo, para que ahora no pudiéramos conseguirlo ni por todo el oro del mundo. Además, íbamos a quedarnos sin comida si nos adelantábamos y éramos previsores. Daba igual que el gobierno garantizara el suministro de combustible, o que los principales mercados contaran con suministro para al menos una semana. Lo que vendía era el pánico.

Y como la luz, se hizo el pánico. Como borregos nos dirigimos a las gasolineras a llenar nuestros depósitos (después de esperar colas interminables), y a los supermercados, a arrasar con todo lo necesario para alimentar a nuestros nietos. Sólo dos días laborables han hecho falta para que los ciudadanos odiemos a los tranportistas con todas nuestras fuerzas (a  lo que han contribuído los inmensos atascos, todo hay que decirlo), sin pararnos a pensar que esta situación de gasolineras sin nada que ofrecer y supermercados con estanterías vacías la hemos provocado nosotros mismos, la mayoría.

Como además la histeria nunca fue buena consejera, podemos lamentar incluso una primera víctima mortal de esta huelga. Un miembro de uno de los piquetes fue atropellado por una furgoneta cuando se disponía a informar a su conductor sobre los motivos de ésta. Esperemos que la cordura llegue a las tres partes: tranportistas, gobierno y ciudadanos, antes de que tengamos que lamentar más incidentes de esta envergadura.

h1

Flores en la basura

mayo 22, 2008

Las situaciones límite son las que hacen aflorar la verdadera condición de las personas. Una persona anónima puede convertirse en un héroe haciendo simplemente lo que cree que debe hacer; o también puede evidenciar su egoismo al preocuparse sólo por él mismo sin mirar a quien pueda pisar en su camino.

Este último no es ni de lejos el caso de la protagonista de este post, una policía china. Rodeada de la tragedia que ha dejado el último gran terremoto producido en China, al ser madre de un bebé no pudo evitar conmonverse especialmente con la situación de desnutrición en que habían quedado otros bebés a los que el terremoto había dejado huérfanos.

Su granito de arena para frenar esta situación ha sido ofrecerse para amamantar a tantos de estos niñoscomo le sea posible, aunque esto signifique dejar de dar el pecho a su propio hijo (del que declara que al ser un niño fuerte le basta con la leche en polvo).

h1

Silencio

mayo 22, 2008

Hace bastantes años (espero que no muchos), si alguna noche no podías evitarlo y te quedabas dormido viendo esa película tan buena que deberían haber puesto a la hora del telefilm pero que ponían de madrugrada, irremediablemente depertabas encontrando la famosa carta de ajuste. Por unas horas no había nada, sólo un pitido equivalente al silencio.

Ahora eso es impensable, cada segundo se aprovecha y jamás cesan las emisiones, aunque haya que rellenar con teletienda o concursos cutres para engañar a las insomnes (o en ocasiones producir vídeos que serán carne de Youtube, como el de alguna presentadora con unas copas de más). En definitiva, la poca credibilidad que podría ganar la cadena durante el día la pierde de un plumazo para el que resista hasta altas horas de la madrugada.

Quizás en este caso el silencio sea menos rentable, pero en mi opinión se hace más que necesario. Si no puedes decir nada bueno, mejor quédate callado. Y me atrevería a ampliarlo a si sólo vas a hablar por hablar aplícate también el cuento.

Pero existe lo que se podría llamar miedo al silencio. Cuando estamos con alguien parece que nos sentimos incómodos si nos quedamos unos instantes sin saber qué decir. Pero en realidad el silencio dice mucho más que la charla que usamos para impedir esas situaciones. Resulta significativo que esos silencios no sean incómodos cuando existe la suficiente confianza entre las dos personas, o cuando existe una perfecta sintonía.

Un ejemplo de esto que digo podemos encontrarlo en la película coreana “Hierro 3”. En mi modesta opinión, una de las joyas del cine asiático. Para quien no la haya visto, y sin ánimo de spoilear nada, diré que es la historia de un hombre y una mujer que se encuentran y conectan de tal manera que no necesitan hablar entre ellos a pesar de que comienzan una convivencia. Sólo se rompe este silencio para decir “te quiero”, única causa justificada para hacerlo.

h1

De vuelta de tuerca

mayo 18, 2008

Después de tantos días de silencio la Vie en Blog despierta de su letargo. Fue abandonada a su suerte porque no podía ser distinta, todo lo que me despierta un gran interés acaba por agotarme si no me ofrece nada nuevo. Por eso quizás sea a mí misma a la que esté dando una segunda oportunidad, seré yo la que dé el primer paso.

Espero que esta pausa me haya servido para coger impulso. Esta vez no voy a dejarme atrapar por la monotonía, por el no saber qué publicar por no querer salir de un cerco marcado. Quizás la parte que realmente nos engancha de un blog no sea el sacar al periodista que llevamos dentro sin ataduras ni límites, sino sacarnos a nosotros mismos.

No engañaré a nadie, no creo que de la noche a la mañana deje de ser tan anárquica e inconstante como lo he sido toda mi vida, pero he de admitir que es una parte inescindible de mi personalidad, es parte de lo que me hace ser como soy. A pesar de todo, empieza una nueva etapa.

Gracias a los que gota a gota no habeis dejado que este blog muera de sed.