h1

Highway to heaven

diciembre 29, 2007

El fanatismo, como cualquier extremo, no nos lleva a nada bueno pero sobre todo nos lleva al absurdo. Un ejemplo de esto es lo ocurrido en Estados Unidos en relación a la autopista 35, que cruza el país de norte a sur. Una congregación de Texas ha relacionado esta autopista con una mención del versículo 35 del libro de Isaias de la Biblia, por lo que han organizado multitud de actividades en torno a ella. Pero quizá la afirmación más sorprente que se hace respecto a esta autopista (y quizás la más absurda de todas) es que cura la homosexualidad. Incluso un supuesto “converso” lo explica en un reportaje hecho en la televisión estadounidense.

 

Este mismo fanatismo religioso es el que hace posible la proliferación de las sectas, que anulan la personalidad del que se deja convencer por sus argumentos, muchas veces fundamentados en historias enrevesadas y que rozan (si no alcanzan) el absurdo. Una de ellas, el mormonismo (también de origen estadounidense) se fundamenta en unos orígenes de un más que dudoso rigor histórico (como que los auténticos nativos americanos llegaron de Jerusalen).

Genial la explicación que dan en South Park de cómo Joseph Smith, su profeta, redactó el “Libro del Mormón”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: